15 DIC

Marca empleadora: ¡Date permiso a ti y a tu equipo de crecer juntos! 

Autor

Goldfish

“No se trata de retener el talento. Se trata de que el talento quiera quedarse”.

-Joel Artigas

El éxito de todas las empresas no es solamente tener clara la imagen que se quiere proyectar a los clientes, sino también el tener una estrategia de marca empleadora que motive y ayude a captar el talento en la empresa. 

De esta manera, una marca empleadora son aquellas estrategias de marketing y de comunicación pensadas desde el área de recursos humanos hacia los colaboradores, incentivando el vínculo con la empresa y cumpliendo su objetivo principal: motivarlos, fidelizarlos y atraer a nuevas personas. 

Las ventajas de potenciar la marca empleadora en las empresas sobrepasan el ámbito interno, ya que ayuda a reforzar la imagen de manera positiva frente a los clientes, proveedores y los diferentes stakeholders. Por otro lado, de manera interna logra formar un compromiso en los colaboradores con su trabajo, fortaleciendo la comunicación entre ellos, el cliente y la empresa. Y por qué no, atrayendo a nuevos talentos, reduciendo los costos en tiempos de búsqueda para vacantes nuevas. 

Pero, ¿dónde está el reto? El reto de lograr implementar este tipo de estrategias se encuentra en lograr generar valor de manera interna y externa al mismo tiempo. Esto se logra por medio de una propuesta de valor (PVE), la cual consiste en incentivar a los colaboradores con beneficios materiales e inmateriales, que incremente el valor de pertenecer a dicha compañía. 

En Goldfish nos lanzamos como marca empleadora, porque somos un gran lugar para trabajar, inclusivo, diverso e ideal para el crecimiento personal y laboral de nuestros colaboradores. Nuestra propuesta de valor está pensada para que todos se vean beneficiados  e incluidos, por eso tenemos una variedad de pilares enfocados en el bienestar y la satisfacción de todo nuestro equipo. En nuestra propuesta de valor tenemos como pilares fundamentales propiciar un excelente ambiente laboral, ofrecer beneficios a nuestro equipo y reconocerlos a través de nuestro plan de crecimiento. 

Al final, para que esta estrategia tenga éxito depende completamente del motor de la organización: los colaboradores, quienes son los mejores embajadores e influenciadores que una marca puede llegar a tener. 

 

Te puede interesar.

contacta >