14 MAR

SOCIAL COMMERCE 101

Autor

Goldfish

Las redes sociales ya no son solamente un canal de comunicación, pues se han convertido también en un instrumento de ventas muy relevante. Con la migración del comercio físico al online que ha impulsado la pandemia, la transformación digital es una realidad. Las tiendas online y las redes sociales viven integradas en la vida de los consumidores. Por eso, no es de extrañar que las marcas utilicen las redes sociales para llegar a sus clientes.

Hoy traemos una de las estrategias de venta online más efectivas del e-commerce: Social Commerce. Vamos a hablar de este concepto y de las ventajas y formas en las que se puede incorporar en estrategias de Influencer Marketing.

¿Qué es el social commerce?

Probablemente sea la primera vez que se encuentran con este concepto. Y como mencionamos anteriormente, está fuertemente ligado con el e-commerce y las redes sociales. El social commerce, en pocas palabras, es una modalidad de comercio online que usa como canal de ventas las redes sociales. 

De acuerdo con un informe reciente de Comscore sobre el uso de redes sociales, cerca del 82% de la población Latino Americana tuvo acceso a éstas durante 2021, lo cual representó un aumento de 1,6% con respecto al año anterior. 

Según el informe Digital 2021 sobre las estadísticas globales de octubre, elaborado por Hootsuite y We Are Social, el número de usuarios de redes sociales ha crecido en más de 400 millones en el último año y, actualmente, hay más de 4.200 millones de miembros en todo el mundo. ¿Creen que sus clientes están ahí? Seguramente, ¿verdad? Por tanto, es absolutamente necesario incluir el social commerce en la estrategia de ventas de las marcas.

Estos datos demuestran lo fundamental que es incluir el Social Commerce como una estrategia más de venta online. Con las redes totalmente inmersas en el día a día de los consumidores, éstos fácilmente se convierten en clientes potenciales de la misma si hay un buena estrategia de marketing detrás. 

E-Commerce vs Social Commerce

Sabemos que hay diferencias entre el e-commerce y el social commerce, pero, ¿cuáles son? La principal diferencia está en el ciclo de venta. Mientras que la venta de un e-commerce sucede a partir de una búsqueda intencionada por parte del usuario, la venta de social commerce llega a través de relaciones sociales entre usuarios. La compra del producto o servicio sucede después de haber pasado por medios digitales, llegando a las redes de los usuarios de forma más orgánica y generando un deseo de compra en los mismos. 

Una de las características más poderosas del social commerce es la posibilidad de comprar sin salir de la red social. Este feature permite que, a través de un click, el usuario pueda pasar de ver una publicación en su feed a comprar el producto mencionado en segundos, haciendo el proceso mucho más cómodo y rápido para el cliente.

Es aquí donde los influencers tienen un rol fundamental. Desde hace años, las marcas vienen usando a los creadores de contenido o influencers para promocionar sus productos. En las redes sociales, los influencers se convierten en el canal perfecto para impulsar los productos de las marcas, y es por eso que encajan como anillo al dedo dentro de la estrategia del social commerce.

“Bueno, y, ¿como hacer para implementar social commerce en mis redes?” Se preguntarán. En resumidas cuentas, se realiza de la siguiente forma: Primero se gestionan los permisos de socio de compras con la marca en la plataforma. Estos permisos son los que permiten etiquetar los productos en las publicaciones de los creadores de contenido y crear ese puente a la venta directa. Luego, el influencer pasa a la creación del contenido en el cual se etiqueta un producto específico o la tienda completa de la marca. Finalmente, se realiza la publicación y ¡listo! Ahora tus productos navegan en la red social de forma orgánica en publicaciones con altos niveles de alcance, llegando a muchas más personas. 

Ventajas del social commerce

Ahora que ya llevamos hablando del social commerce un buen rato, ¿se atreverían a decir qué ventajas le ven? Estas son algunas:

  • Mejora la experiencia de compra del cliente al permitirle adquirir un producto o servicio a la vez que interactúa con el contenido de las marcas.
  • Genera mayor confianza en la comunidad y los potenciales clientes, pues se trata de contenido orgánico ya que la promoción viene desde los influencers, quienes son figuras con alta credibilidad y confianza.
  • Aumenta la reputación de la marca y esto retroalimenta la confianza y potencia las ventas.
  • Así mismo, la visibilidad se incrementa ya que las redes sociales tienen un alcance masivo y con una sola publicación se puede llegar a millones de personas en cualquier parte del mundo.
  • Genera un nuevo canal de ventas cómodo, rápido y fácil para el cliente. De esta forma se crea un vínculo directo hacia la compra logrando mayores ventas efectivas.
  • Diferenciarse de la competencia al implementar una estrategia que aún no tienen definidas muchas marcas.
  • Humaniza la marca al tener como canal de promoción al influenciador y mejorar el engagement en tus perfiles sociales.

Fuentes:

Alvarez, J. (2021). Digital Report 2021: El informe sobre las tendencias digitales, redes sociales y mobile. – We Are Social Spain. We Are Social Spain. Recuperado de  https://wearesocial.com/es/blog/2021/01/digital-report-2021-el-informe-sobre-las-tendencias-digitales-redes-sociales-y-mobile/.

Toro, J. (2021). Acceso a redes sociales en América Latina aumentó a 82% en el año de la pandemia. Diario La República. Recuperado de  https://www.larepublica.co/globoeconomia/acceso-a-redes-sociales-en-america-latina-aumento-a-82-en-primer-ano-de-pandemia-3158549.

Te puede interesar.

contacta >